ZX Spectrum

Probando un ZX Spectrum 16k

Uno de mis primeros recuerdos es levantarme de la cama, ir a la sala de estar y encontrarme a mi padre jugando con su ZX Spectrum al Manic Miner. Y es que, mientras la mayoría de mis amigos de mi edad jugaban en su niñez con la Nintendo, la Super Nintendo, la Master System o la Mega Drive, en mi casa tuvimos un ZX Spectrum, un ZX Spectrum +, un Commodore Amiga y un PC 486 MMX2 Turbo antes de entrar de lleno en la época de los Pentium con un Pentium 166 MHz (de hecho mi primera consola fue la PlayStation ya con 13 o 14 años).

Desafortunadamente el Spectrum se rompió, y ya de mayor siempre he tenido la cosilla de tener uno. Es por eso que el otro día vi uno de segunda mano y me decidí a comprarlo.

ZX Spectrum Caja
El ZX Spectrum en su caja

El ZX Spectrum, para el que no lo conozca, es un ordenador británico con procesador Zilog Z80A de 8 bits con teclado de goma que fue lanzado al mercado en 1982 y tuvo muchísimo éxito porque era muy asequible para la época. Inicialmente tenía 16k de memoria RAM pero en poco tiempo apareció una versión ampliada de 48k.

Una curiosidad de este ordenador es que los trucos en esta plataforma consistían en parar el juego durante la carga y modificar su código. Estos trucos se llamaban “pokes” porque usaban sobretodo la instrucción POKE, que es para modificar una posición de memoria. Toda revista de videojuegos de la época que se preciara tenía una sección llena de “pokes”.

Otro dato curioso es que los juegos y programas se almacenaban como audio en cintas de casette. Para jugar a cualquier juego debías conectar tu radiocasette al ordenador, escribir el comando de carga (LOAD “”) y darle al play. Después de unos minutos de pitidos, si no había ningún error de lectura (los temidos “Tape Loading Error”), el juego comenzaba.

Cintas ZX Spectrum
Unos cuantos juegos que aún conservo

Aún tengo cintas de casette del Spectrum pero para probarlo, en lugar de usarlas, busqué en internet algunos juegos en formato .wav o .mp3. Mi idea era conectar mi teléfono móvil al Spectrum y reproducirlos en él, pero el Spectrum ni se enteraba. Según investigué por internet, era frecuente tener que ajustar el volumen y el tono para que el Spectrum reconociese el juego así que, como con el móvil no había manera, usé un ordenador de sobremesa y por fin lo conseguí.

Os dejo un video del proceso, aunque al usar un ordenador en lugar del casette para cargar el juego, los característicos pitidos al cargar apenas se oyen.

Por desgracia, hubo algunos juegos, entre ellos el Manic Miner, que no conseguí echar a andar. El Manic Miner en concreto cargaba pero no empezaba y me mostraba el mensaje “OK 0, 30:1”. Tras preguntarle a los amigos de RetroBytes Córdoba, me dijeron que se debía a que no tenía memoria suficiente, ya que mi Spectrum es de 16k y el juego necesita 48k.

Por lo que he estado investigando, una solución es ampliar la memoria. Parece ser que el ZX Spectrum de 16k, salvo la primera tanda que se fabricó, venía preparado para la ampliación de forma que casi lo único que hay que hacer es soldar los chips de memoria en la placa y al parecer aún es posible encontrar kits de ampliación así que es una opción factible. Ya os iré contando en qué queda la cosa.

Cierro la entrada con una canción de MJ Hibbet: Hey Hey 16k, que le da un repaso a los juegos y ordenadores de la época.

Comparte:

Publicado por

Alfonso Jiménez

Ingeniero informático. Desarrollador entusiasta de todo lo que se deja programar.

2 comentarios sobre “Probando un ZX Spectrum 16k”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *