Creeper 3D - Resultado final

Primeras experiencias con una impresora 3D

Estos días he tenido la suerte de poder utilizar una impresora 3D y me parece una maravilla. Impresiona verla trabajar (es hipnótico) y el resultado es bastante bueno (la consistencia es rígida y, aunque se nota el estriado de la impresión, con vapor de aceitona quedan lisas y brillantes). La principal desventaja que tiene, en mi opinión, es que tarda mucho pero se puede dejar imprimiendo de forma desatendida con relativa tranquilidad (de vez en cuando conviene echarle un ojo).

Todo esto está muy bien pero lo verdaderamente revolucionario, a mi parecer, no es sólo el tener a nuestra disposición una gran cantidad de diseños gratis (Thingiverse, Tinkercad) que la gente va mejorando sino el que seamos capaces de, por nuestra cuenta, pensar en un objeto, diseñarlo ( hay editores fáciles de usar como Tinkercad aunque claro, también depende de la complejidad del objeto) y en cuestión de minutos tenerlo en nuestra mano. Además cada vez están más baratas por lo que no me extrañaría que en poco tiempo haya una en cada hogar.

Os dejo con unas fotos del proceso de pintado de una de las piezas que imprimí (un Creeper del Minecraft) (diseño):

Comparte:

Publicado por

Alfonso Jiménez

Ingeniero informático. Desarrollador entusiasta de todo lo que se deja programar.

2 comentarios en “Primeras experiencias con una impresora 3D”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *